Posts etiquetados ‘odio’

Qué bien se siente escribir aquí después de tanto tiempo! Pero bueno, a lo que te truje, Chencha…

Cumpliendo con mi rol estereotípico de nini funcional que asiste dos días a la semana a la escuela (el cual, por cierto, estoy en proceso de cambiar), leía en mi newsfeed del Caralibro varios status, notas y entradas de blog que hablaban acerca de no “celebrar” sino “conmemorar” el Día internacional de la Mujer.

Y es cierto, el día de la mujer se instituyó como un recordatorio a los gobiernos del mundo mundial sobre el enorme zurrón que hacen al modelar sus políticas sociales en una forma fáctica de segregación sexista. Y para ello se tomó el aniversario luctuoso de la totalidad de las empleadas de una fábrica de textiles y ropa de Nueva York, que fueron rostizadas porque el dueño quiso romperles la huelga a ultranza en vez de darles línea.

Por lo tanto, considero que tienen razón todos los que hacen bitching en pos de que en el 8 de Marzo se piense en qué la estamos cagando con las mujeres, en vez de hacerles la barba e ignorarles los otros 364 días.

Sin embargo, desde mi muy particular y retorcido modo de ver las cosas, no me puedo resistir a preguntar:

Si se supone que se busca igualdad ¿entonces qué razón de ser tiene el 8 de marzo?

Se sobreentiende que aún vivimos en una sociedad paternalista, en la que se continúa siguiendo el esquema de “desarrollo personal” en el que la realización del hombre es lograr éxito económico y la de la mujer es lograr matrimoniarse y terminar recluida entre las 4 paredes de una casa al cuidado de los hijos.

Afortunadamente esa ideología posee una tendencia a la baja, y ahora ya aprendimos que que ni los hombres perderemos las manos por hacer la labor doméstica o que por chillar no nos vamos a quedar sin testículos, ni las mujeres van a volverse hombres por salir a la calle a ensuciarse las manos para poner pan en la mesa o el hecho de no seguir “cierto esquema de comportamiento” no les va a convertir en monstruos.

Pero digo esto porque (al menos yo) he visto que la toma y daca por la igualdad de derechos se ha desviado demasiado. Del feminismo original, el cual realmente pugnaba por el hecho de que el sexo no fuera condicionante para poder hacer o tener lo que la santa voluntad de cada individuo desee (dentro de las debidas limitaciones, claro), se ha generado un desaseo ideológico que ha fragmentado esta buena intención en, principalmente, dos aliens:

  • El feminismo a conveniencia: existen por desgracia demasiadas mujeres que, en función de sus intereses o caprichos adoptan la postura de “igualdad” cuando se trata de que no se les margine por ser mujeres, pero a la vez hallan un muy buen sitio acomodando su línea de pensamiento en las formas del viejo sexismo cuando pueden obtener beneficio de ello.

Ej.: Mujeres que dicen que no existen diferencias físicas significativas entre sexos y luego reclaman que no pueden o quieren hacer algo porque es demasiado pesado/inadecuado para que una mujer lo haga.

No chica, partiendo de tu axioma de igualdad de derechos, no te debo golpear porque eres una persona, no porque seas mujer. 

  • El Hembrismo: también conocido como Feminazismo. Esta postura ha venido a más en los últimos años, y alega bajo demasiada faramalla pseudocientífica que la mujer es superior al hombre en todo sentido, y que el sexo masculino no tiene mayor utilidad allende a la reproductiva (Exactamente, la antípoda del machismo!). Incluso en algunos casos, las hembristas más radicales alegan que incluso se puede conseguir la reproducción de la humanidad sin necesidad del hombre (aguas, que está en inglés).

Desgraciadamente, esta es la tendencia. 

Al final resulta que éstas dos ideologías (que desgraciadamente comienzan a pulular) NO BUSCAN LA IGUALDAD de género, sino todo lo contrario, buscan que la segregación de sexos perviva, de cualquier forma.

Con esto no quiero decir que estoy en contra de que continúe la lucha por una REAL igualdad de sexos, sino que considero que se debe convertir en un esfuerzo multidimensional que vaya más allá de la lucha del poder entre hombres y mujeres y se vuelva la búsqueda de la forma en la que los individuos, independientemente del sexo, logren una  contribución efectiva al desarrollo de la sociedad.

Vamos, que al final todos estamos en el mismo tren y necesitamos echarnos la mano.

O ustedes qué opinan?

Como ya lo saben muchos y muchas de los que ven este blog (o que tienen la desgracia de conocerme en persona), ODIO la saga de crepúsculo. Y hurgando por la red hallé un artículo que se ha convertido en mi lectura obligada para este tema. El nombre original es: “Twelve things we hate about Twilight: the 12 Fuck you’s of Twilight”. (Doce cosas que odiamos de crepúsculo: los 12 chingatumadres de la saga)

Como el Artículo viene en inglés, me tomo la libertad de traducirlo.

1.- ¡¿Qué hizo crepúsculo con la imagen del vampiro asesino que todos conocemos?! En lugar de eso tenemos vampiros que parecen haberse robado el maquillaje del closet de sus madres. El maquillaje es ridículo, simplemente inconcebible. digo, el labial que usan es más grueso que los labios inyectados de Nikki Cox. Además, ¿cómo se supone que una criatura que se supone era intimidante se vea como un travesti tras una noche loca con un puto emo? ¿Es que alguien les tiró una tarta de crema o algo así? De lo que estoy seguro es que Drácula y Nosferatu deben estarse revolcando en su tumba después de esto.
2.- Vampiros con brillitos… ¿QUÉ DEMONIOS ES ESTA ESTUPIDEZ?
3.- Incluso después de tres películas… la saga sigue apestando. Aunque le pongan toda la acción que quieran no deja de ser una película para quinceañeras moja bragas con vampiros para que amarre. no me quieran colgar por esto, porque no es más que la pura verdad.
4.- Las películas son vacías como la chingada. Es como ver una versión gótica de High School Musical, pero menos musical y más marica.
5.- Hombres yendo a ver crepúsculo por voluntad propia. Dan pena.
6.- Mujeres cuarentonas gritando como quinceañeras por muchachos de 17… Si fueran HOMBRES cuarentones gritando como posesos por muchachas de 17, hay un GRAVE problema. ¿Captan?
7.- ¿Equipo Edward? ¿Equipo Jacob? ¿Que tal “Equipo CIERRA LA BOCA”?
8.- OK, supongamos que es la historia de amor para ustedes. ¡Es un dilema entre necrofilia y zoofilia! ¿Se dan cuenta? ¡BELLA ES UNA DEGENERADA!
9.- Por todas las razones correctas, Chuck Norris es más masculino que todos los hombres de la saga.
10.- ¿Dónde demonios están Buffy la caza vampiros, Blade, Abraham Van Helsing y similares cuando se les necesita?
11.- Las actuaciones también apestan. De no ser porque los actores “se ven bien” la película sería peor de lo que ya es (¿se puede?). Es triste ver que Hollywood saque jugosas ganancias de adolescentes desesperadas y “damas” que quieren ver ésta pendejada. E incluso cuando los actores se ven bien y tienen más jalón que la mayoría de nosotros, no dejan de parecer maricas.
12.- Si quiero ver pelear a vampiros DE VERDAD contra AUTÉNTICOS licántropos, tenemos a inframundo.

Así concluye el artículo. Pero deja una posdata:

“Sé que hay gente que dice que al menos los libros están mejores que las películas. Pero viendo cómo están éstas, creo que no debo esperar mucho de los libros. ¡Es la verdad! Si están de acuerdo retransmitan este mensaje, y prediquen la verdad sobre todos los que han visto o verán la saga!”

Tal vez se haya oído como una incitación al odio. Pero tenía que decirlo. Además, para todos los que me tachen de intolerante, recuerden que el derecho de uno termina donde el del otro se afecta. El mío ya está muy afectado.