Posts etiquetados ‘anime’

Chale, yo recuerdo que todavía hace unos pocos años decía: “Naaa, yo soy tovía un chavito, eso es pa’ los rucos…”

Y anda! Que de pronto me doy cuenta de que ya estoy ruco, de que estoy a punto de acabar la última etapa de la educación “formal” (la universidad) y que de pronto me veo en la imperiosa necesidad de encontrar empleo porque el subsidio parental ya no da para más.

Como alguien nacido en los últimos momentos de la década de 1980 (sí, 1990 pertenece a los 80’s), me doy cuenta de que realmente ha pasado el tiempo, y que las cosas que pensaba vigentes (no hay pedo, seguimos siendo jóvenes, pero dentro de unos pocos años ya no lo seremos más) ahora forman parte de un museo.

Aquí les pongo el facsimil de un compilado que me encontré en Cuánta Razón, junto con otras cosas que he visto, y que nos dan a entender que la generación Y empieza a pintar canas.

  1. Windows XP, el maravilloso sistema operativo del tercer milenio, fue lanzado hace once años y pronto dejará de recibir soporte técnico.
  2. El tercer milenio lleva gastada más de una década.
  3. Pierce Brosnan apareció como James Bond hace 10 años.
  4. Los muertos de las torres gemelas llevan en ese estado once años.
  5. Matrix se estrenó hace once años, Máxima Velocidad hace 19 y Keanu Reeves tiene 47 años.
  6. La madre Teresa y Lady Di murieron hace 15 años. Juan Pablo II hace 7.
  7. Las películas de “Mi pobre angelito” se estrenaron hace 22 y 21 años. Macaulay Culkin tiene 31.
  8. Terminator II se estrenó hace 21 años. Edward Furlong (John Connor) tiene 34.
  9. Sean Connery tiene 81 años y se retiró hace tiempo.
  10. La más joven de las Spice Girls tiene 36 años, el Backstreet Boy más viejo 39, Gwen Stefani 43 y Madonna 54.
  11. Harry Potter y la piedra del hechicero se publicó hace 15 años y su película se estrenó hace 11.
  12. Friends se estrenó hace 18 años y finalizó hace 8. La ley y el orden se estrenó hace 22.
  13. Jurassic Park es más viejo que Justin Bieber. Por cierto, este wey lleva jodiéndonos la existencia desde hace 4 años.
  14. Los primeros éxitos de Bryan Adams sonaron por primera vez hace 27 años.
  15. Recién nacidos de la época en la que estaba en la primaria ahora están en secundaria y prepa, y algunos son mis contactos de Caralibro.
  16. Por cierto, el Caralibro apareció hace 8 años.
  17. Nickelodeon lleva 33 años al aire, MTV 31, Cartoon Network 21 y Fox Kids desapareció hace 7 años.
  18. Titanic se estrenó hace 15 años, Volver al futuro, hace 27, Star Wars, hace 35.
  19. La música heavy es, fácticamente, vieja. Los últimos hits heavy en la radio sonaron hace aproximadamente 19 años  y la mayoría llevan sonando más de 30. Los músicos heavy tienen, en promedio, 59 años.
  20. Los Beatles se separaron hace 42 años y medio. Probablemente desaparezcan definitivamente al finalizar esta década.
  21. Para los niños de primaria y secundaria, internet siempre ha existido y el PAN ha estado siempre en el poder.
  22. Los tazos se lanzaron por primera vez hace 20 años.
  23. Actualmente, prácticamente todas las personas menores de 17 años no saben quienes son Raúl Velasco, Jacobo Zabludovsky, José Ramón Fernandez, César Costa, el Tío Gamboín y Juan Carlos Méndez.
  24. Es muy probable que esta sea la última década en la que veamos a Chabelo en TV.
  25. Vicente Fernández se retira este año (2012) por vejez.
  26. La primera convención de Cómics en México se celebró hace 19 años. La mole lleva 16 años y la TNT, 12.
  27. TV Azteca retiró el anime de su programación hace 13 años.
  28. Exa FM comenzó a emitir hace 11 años.
  29. El Chevrolet Chevy apareció hace 18 años en el mercado, y el Tsuru que vemos en las calles fue diseñado hace 23.
  30. Los chavos que salen de la secundaria no saben lo que es un Walkman, ni que en algún momento la música se reproducía en Cassettes. Los bebés de hoy tal vez no conozcan los discos compactos.

Verdad que te sientes todo añoso después de leer esto? Yo también.

Y ustedes que opinan?

¡¿ES QUE NO SE DAN CUENTA?!

Bueno, todos lo hemos visto. ACTA. SOPA. El FBI cerrando Megaupload. Anonymous erigiéndose como “el héroe de las masas”. Litros de tinta derramada en críticas y ataques. La pseudo guerra mundial web y mucha gente tratándose de erigir como “revolucionarios modernos” y en cuanto les cae una sanción dan las nalgas.

En las comunidades otaku, el panorama no es muy distinto. Muchos se escandalizan porque las nuevas leyes restrictivas volverán más difícil (que no imposible) acceder a nuevo material.

A esas personas les pregunto: USTEDES NO VIVIERON LOS AÑOS DORADOS, VERDAD?

Les voy a explicar, y para esto nos tenemos que volver unos años, más o menos a mediados de los noventa. En aquel entonces el “boom” del anime/manga en México estaba en pleno, pero los otakus no la tenían tan fácil porque conseguir material era un martirio. Por ejemplo, un poster impreso con una calidad paupérrima en un plotter te costaba lo que un plano de ingeniería, ya ni hablar de los mimeografiados y del hecho de que un poster de manta era algo desconocido; había que desembolsar más de $200 por un VHS original con tres (cuatro a lo más) episodios de una serie comercial (ya sea que la pasaban en la tele o tenía amplia difusión) y uno con una serie “de lo más nuevo” con fansub no era más barato. Los únicos mangas disponibles en México eran los pocos títulos que empezaba a traer VID, y si querías importar uno del “gabacho” (de los de MiXX o Viz) el trámite era tal que resultaban impagables. Juguetitos y figuras costaban un ojo de la cara, suponiendo que los hubiera.

Aceptémoslo, al único material al que todos teníamos acceso era a lo que pasaban en canal 7. Y aún así éramos felices. ¿Por que? PORQUE LA FALTA DE MATERIAL FUE LO QUE CREÓ Y ACRECENTÓ AL FANDOM.

Profundicemos un poco más. A mediados de los 90 no existía una sola revista de anime en nuestro país, y la información del extranjero llegaba a cuentagotas. Los espacios y eventos de promoción de éste mercado eran mínimos. Pero ocurrió algo muy importante: NOS ENSEÑAMOS A DIBUJAR, y comenzamos a producir nuestros cómics, que si bien al principio eran más bien malos, fueron aumentando paulatinamente su calidad y tirajes, hasta llegar a un punto donde hubo ya artistas consolidados y se empezaron a sentar lo que pudieron ser las sólidas bases de un mercado interno.

Entonces ¿qué diablos paso? En el momento en el que el mercado parecía estar en un crecimiento franco y sostenido, empezando a dar visos de consolidarse y crear una industria, comenzó una franca caída en picado. La gente ya no iba a las convenciones, ni compraba revistas, ni veía anime en la tele, ni publicaba, nada. Nos volvimos apáticos.

¿Por qué? Fácil. Una poderosa razón por la que todo esto ocurrió se encuentra en el mismo medio que hace posible que leas estas líneas: INTERNET.

De pronto, los fans tuvimos un aluvión de información, y material de entretenimiento por tonelada. Sin embargo esto creó una sobreoferta. Y la misma sobreoferta creó puristas, fans de un sólo género, modas, efectos.

Además, hubo gente que plagó el medio nada más por atraer atención o dinero. Si aunamos a esto el privilegio que dieron algunos medios de difusión a la ganancia fácil y la competencia desleal de ciertos productores, todo desembocó en la paralización del incipiente mercado. Esto degeneró en una consecuencia catastrófica: el fan clásico desapareció.

Pero bueno. Ya me desvié totalmente del tema. Volviendo al hilo principal, ¿acaso no sería genial que surgiera otro Humberto Ramos, otro Jorge Break, Belmont, Magolobo, Sergio Pérez, no sé, otro Tozani, un nuevo dueto Vera-Bachán u otra generación de Romy Villamil, Selene Cordero o Gaby Maya?

Entonces ¿por que no hacerlo? ¿Por qué no abandonar la apatía que hemos ido arrastrando durante los últimos años? He visto historias amateur que realmente merecen que más gente las conozca. Hay personas dispuestas a producir y distribuir material. Hay quién está dispuesto a leer cosas nuevas. ¿Por qué no hacerlo? ¡Dejemos atrás los pretextos!:

  • “Es que si no es japonés no sirve”: No salgamos finos. Aquí hay talento, hay calidad, hay disposición y hay imaginación. Además, con el estancamiento creativo que han venido arrastrando los japoneses desde hace un tiempo, es buen momento de saltar al ruedo.
  • “No hay donde”: Hay casas editoriales dispuestas a publicar obras producidas locamente. Se intenta impulsar la lectura por cualquier medio. Atrás quedó el tiempo donde el cómic era considerado literatura de retrete, e incluso las editoriales gubernamentales están dispuestas a hacer el esfuerzo.
  • “Las editoriales no nos hacen caso”: No hacen caso porque una de dos: o los aspirantes no se acercan o si lo hacen es de manera incorrecta, ya que muchos acuden en plan de “estrella” o por el contrario, lo hacen de una manera muy tímida. Obviamente no se van a fijar en un aspirante si actúa así.
  • “No me van a leer”: Muchos no intentan comercializar su material porque tienen la idea derrotista de que el público no les hará caso.

Con todo lo anterior quiero decir que si el mercado mexicano de la historieta (y sobre todo del anime/manga) está en crisis, es porque los fans lo hemos permitido. Considero –personalmente- que ha llegado el tiempo de que los mismos fans nos encarguemos de hacer resurgir el medio y así dejemos un legado y un camino trazado para que las generaciones venideras se encarguen no sólo de seguirlo, sino de diversificarlo y hacerlo grande. Pero se debe actuar aquí y ahora.

O ustedes qué opinan?